MICRODELECIÓN VS. MUTACIÓN: LA VARIABILIDAD DEL SSM - El síndrome de Smith Magenis

 

Tal y como os contábamos en publicaciones anteriores, el Síndrome de Smith Magenis es fruto de un fenómeno genético que da lugar a una serie de condiciones clínicas, neurológicas, psicológicas, emocionales y físicas que caracterizan el fenotipo típico de este síndrome. Este fenómeno altera la cantidad de material genético y, básicamente, podríamos decir que es de dos tipos: mutación y microdeleción. De ambas hablamos brevemente aquí.

 

Los trabajos de investigación genética de los últimos años se han centrado en encontrar una relación entre los genes afectados por la mutación o microdeleción y las características clínicas, físicas, cognitivas y emocionales de los casos con SSM (relación genotipo – fenotipo). Esta tarea es muy compleja porque dicha relación no existe de forma directa, o sea, un gen no está conectado directamente con un rasgo del ser humano, sino que la cadena que une ambos extremos es compleja y está formada por muchos otros genes y procesos secundarios que a su vez dependen de otras condiciones genéticas. Por lo tanto, no es extraño que aún hoy se desconozcan muchos de los genes que están detrás de la conducta típica del Smith Magenis o tras la hiperactividad o tras el trastorno del sueño (aunque algo se sabe ya de todo esto).

 

 

Pues bien, dentro de esta tarea compleja, uno de los objetivos es descifrar las diferencias fenotípicas (distintos rasgos observables) entre los casos con SSM de microdeleción o de mutación. Afortunadamente ya disponemos de algunos de estos datos y podríamos hacer una distinción en función del fenómeno genético que generó el síndrome.

Por un lado, si nos centramos en primer lugar en los casos con microdeleción, es importante destacar que no todos los fenotipos son iguales. Es más, la diferencia intragrupo es muy grande, puesto que el tamaño de microdeleción (lo grande o pequeña que sea la pérdida de ADN) va a generar distintos casos. Aproximadamente, en la microdeleción “estándar” del SSM se pierden unos 25 genes, pero hay casos con más pérdida y casos con menos. Sin embargo, en todos ellos el gen que siempre sale afectado es nuestro famoso RAI 1, que, por si no lo habíamos dicho antes, corresponde con el nombre Retinoic Acid Induced 1. Se cree que los casos con una microdeleción pequeña comparten rasgos con los casos de mutación de RAI 1, mientras que los casos con microdeleción mayor tiene agudizados los problemas de conducta e inteligencia.

Por otro lado, si nos detenemos ahora en los casos de mutación, es importante destacar que también existe variabilidad, puesto que hay unos 12 tipos diferentes de alteraciones o mutaciones del gen RAI 1. Por lo tanto, también dentro del grupo de SSM por mutación observamos variabilidad.

 

Así que ahora que conocemos las diferencias que existen dentro de ambos grupos con SSM, resulta más fácil entender la gran variabilidad fenotípica de este síndrome en general. Podríamos decir que los casos de microdeleción (los más frecuentes) son más propensos a las alteraciones otorrinolaringológicas, retraso motor, cardiopatías y estatura baja; mientras que los casos de mutación tendrían mayor tendencia a la obesidad, el tamaño grande, menores complicaciones motoras y más problemas de piel. Como resulta obvio, esto es solo un dato muy generalizado y no siempre nos encontraremos con casos que cumplan esta afirmación. Más adelante veremos un cuadro con las alteraciones clínicas típicas del SSM diferenciadas por mutación y microdeleción.

 

Esperamos que hayas disfrutado de esta lectura. ¿Te imaginabas que existiera tanta variabilidad dentro de un mismo síndrome?