Tal y como hemos comentado en varias ocasiones en este blog, no todos los Smith son iguales ni todos presentan las mismas características conductuales, físicas, clínicas o intelectuales. Sin embargo, siempre hay aspectos en común. Hasta ahora, nos hemos referido principalmente a la población infantil pero, ¿qué hay de los adolescentes? Hoy hablaremos de cuáles son algunos de los cambios en la adolescencia en el Smith Magenis.

 

LOS CAMBIOS EN LA ADOLESCENCIA EN EL SMITH MAGENIS

 

La intención es detenernos en detalle más adelante en los cambios en la adolescencia del Smith Magenis, por ello hoy vamos a enumerar los más destacados. Como siempre decimos, es probable que no identifiques algunos de estos cambios en tu Smith. También es probable que eches en falta algunos. En ese caso, no dudes en escribir en comentarios para compartir tu experiencia.

 

¿CUÁLES SON LOS CAMBIOS EN LA ADOLESCENCIA EN EL SMITH?

 

Vamos a comentar algunos de los cambios más destacados que se producen en la mayoría de Smith Magenis. Estos se refieren a aspectos conductuales, intelectuales, comunicativos o lingüísticos y sociales. Muchas de estas observaciones se basan en mi experiencia trabajando con ellos y en las conversaciones con los familiares. Otras son fruto de investigaciones y conclusiones de estudios.

 

¿CUÁNDO EMPIEZA LA ADOLESCENCIA EN EL SMITH MAGENIS?

 

Los cambios en la adolescencia

 

Esta es una buena pregunta si tenemos en cuenta que la población con síndrome de Smith Magenis presenta retraso del desarrollo. Podríamos afirmar que comienza cuando aparecen los primeros signos de la pubertad y cambios hormonales evidentes. Sobre esto no hay demasiado escrito, aunque se da habitualmente en el plazo normal. Cuéntanos más sobre esto si te apetece.

 

Sin embargo, la adolescencia viene acompañada de otros cambios. Algunos de los más evidentes es la transformación física: mayor altura y complexión, cambio de voz, etc. Justo estas observaciones son las que resultan “contradictorias” en la mayoría de Smith, ya que estando en plena adolescencia, la mayoría no presentan cambios físicos tan destacados.

 

LOS CAMBIOS EN LA ADOLESCENCIA: FÍSICO

 

Aquí vemos un perfil muy dispar, aunque lo que predomina es el perfil de Smith con 16 años con características físicas propias de niños más pequeños. Sobre todo vemos esto en los chicos. Hay muchos que, estando ya en edades de plena adolescencia, presentan una estatura, peso, timbre de voz y complexión en general típica de años anteriores. Podría decirse que son adolescentes en edad pero niños en casi todo lo demás. Esta sería la mayor evidencia del retraso del desarrollo típico del síndrome de Smith Magenis.

 

De hecho, en un estudio de 2004 se pone la atención en el retraso del desarrollo de los Smith Magenis. Y en él se expone la terapia con hormonas del crecimiento llevada a cabo con algunos participantes con el síndrome. Los resultados son muy destacados, puesto que el total de los casos con Smith Magenis aumentaron las medidas de estatura previas al tratamiento. Si os interesa este estudio, podéis encontrar el resumen con la información principal aquí.

 

Los cambios en la adolescencia

 

Otra de las evidencias de este retraso del desarrollo y, por lo tanto, de esta ausencia de transformación en los años de la adolescencia es el cambio de la voz, el cual sucede más tarde. Como se ha adelantado en algunas ocasiones aquí, el timbre de voz del síndrome de Smith Magenis es peculiar por muchos motivos. Uno de ellos es por ser muy agudo (muy aniñado) en los chicos adolescentes. los cambios en la adolescencia

 

CAMBIOS EN LA ADOLESCENCIA DEL SMITH: CONDUCTA

 

Tal y como comentábamos en el post de hace unas semanas sobre los tics nerviosos en niños con Smith Magenis, estos forman parte de su perfil. Las conductas compulsivas, nerviosas, repetitivas, se identifican en el Smith Magenis desde que este es pequeño. Veíamos que estas conductas eran algunas de las siguientes.: Frotamiento ansioso de manos, tics de autoagresión en los que se incluyen pellizcos y mordiscos de la piel, inserción de la mano en la boca, autoabrazos, aleteos de manos y brazos, contracción de los músculos faciales, etc.

 

Algunas de las conductas anteriores (si no todas) se acentúan en la adolescencia. Muchos casos con Smith Magenis en esta etapa presentan estos comportamientos compulsivos con mayor intensidad. Por ejemplo, la tendencia a morderse las uñas, arrancarse la piel o introducirse objetos se agrava. Es posible, como siempre decimos, que no sea el caso de tu Smith. Puede que solo algunas de las conductas se agraven y no todas. O puede incluso que aparezcan otras nuevas. los cambios en la adolescencia

Los cambios en la adolescencia

 

Lo que sí se ha observado es que los tics nerviosos y los comportamientos compulsivos no desaparecen en la adolescencia; más bien se agravan. Esto podría ser comprensible si se tienen en cuenta que las conductas obsesivas y el perfil emocional del Smith Magenis está más susceptible en la adolescencia. No debería extrañarnos esto, ya que la susceptibilidad y el vaivén emocional es típico de esta etapa a causa de la revolución hormonal. Por lo tanto, al perfil emocional y conductual tan extremado y complejo que presenta el Smith Magenis debemos sumarle los efectos de la adolescencia. Como resultado obtendremos lo que se acaba de mencionar: carácter más irritable, menos autocontrol sumado a mayor fuerza física, y tics nerviosos acentuados.

 

LOS CAMBIOS EN LA ADOLESCENCIA DEL SMITH MAGENIS

 

En general, y a modo de resumen, se podría decir que los cambios en la adolescencia del Smith Magenis más generales son:

 

  • Rasgos anatómicos más acentuados: “Apariencia facial angulada, hipoplasia del tercio medio facial, prominencia frontal y sinofris.” (Grayazábal y Lens, 2013:68)

  • “Pubertad habitualmente en el plazo normal.” (2013:68)

  • “Continúan los trastornos de conducta.” (2013:68)

  • Se acentúan y agravan algunas conductas disruptivas.

  • “Continúan los trastornos del sueño.” (2013:68) Aunque esto habría que matizarlo, ya que algunos padres afirman que con los años su Smith parece estabilizarse un poco. Cuéntanos cuál es tu experiencia y si dirías que el sueño de tu Smith ha mejorado un poco en la adolescencia o continúa siendo tan inestable.

  • Se agravan algunas conductas compulsivas como la introducción de objetos por orificios.

  • Se mantienen, aunque como siempre depende del caso, la onicotilomanía en pies y manos (2013).

 

Los cambios en la adolescencia

 

Ahora te toca a ti participar y aportar tu experiencia. Si te apetece, comparte con todos cuáles son los cambios más significativos que ha experimentado o experimentó tu Smith en la adolescencia. Seguro que tienes mucho que aportar que beneficiará a todos.

 

¡¡Hasta la semana que viene!!