Hace una semanas, en uno de nuestros repasos de las investigaciones más recientes hechas sobre el síndrome de Smith Magenis, os hablé de esta investigación. Me detendré en los detalles de este estudio tan esperanzador y veremos cómo los autores concluyen que se puede revertir parte de los efectos de RAI1.

REVERTIR PARTE DE LOS EFECTOS DE RAI1

En una publicación anterior os hablé de varios estudios recientes que se habían desarrollado a lo largo de los dos últimos años y que suponían grandes avances en el conocimiento del síndrome de Smith Magenis. Algunos de ellos giran en torno a la mejoría de los trastornos del sueño y de la conducta. Otros, como el que desarrollaré aquí hoy, es de corte genético y supone un paso de gigante en el mundo Smith Magenis. 

El estudio es este:

Early adolescent Rai1 reactivation reverses transcriptional and social interaction deficits in a mouse model of Smith–Magenis syndrome

(Huang, W. H., Wang, D. C., Allen, W. E., Klope, M., Hu, H., Shamloo, M., & Luo, L. (2018). Early adolescent Rai1 reactivation reverses transcriptional and social interaction deficits in a mouse model of Smith–Magenis syndrome. Proceedings of the National

A continuación, describiré cuál ha sido la metodología empleada para desarrollar este estudio y cuáles son las principales conclusiones a las que han llegado los investigadores.

OTROS ESTUDIOS GENÉTICOS IMPORTANTES: BAYLOR COLLEGE

Hace varios años, la noticia que lanzó el Baylor College of Medicine sobre el nuevo proyecto genético en torno al síndrome de Smith Magenis supuso un chute de esperanza para todos. Este proyecto de Terapia Génica (puedes leer todo aquí y aquí) persigue revertir parte de los efectos de la alteración del gen RAI1 que origina el síndrome de Smith Magenis a través de técnicas genéticas novedosas como la terapia génica.

De eso hace ya casi 2 años y medio y, pese a que son proyectos muy ambiciosos que se desarrollan con lentitud, hace unos meses Sarah Elsea (responsable de la investigación) lanzó un breve estudio con resultados preliminares.

En este breve estudio me detendré en las próximas semanas. Veremos en detalle cuáles han sido los primeros descubrimientos y avances hechos por este grupo del Baylor College que tan volcado está en el síndrome de Smith magenis.

revertir parte de los efectos de RAI1

REVERTIR PARTE DE LOS EFECTOS DE RAI1 EN SEMANAS

revertir parte de los efectos de RAI1

Bien, ahora nos centramos en este estudio genético en el que han conseguido observar que parte de los efectos de la alteración genética del síndrome de Smith Magenis se podrían revertir en las primeras semanas de vida. ¡¡Menuda noticia!!

CUESTIONES BÁSICAS E INTERESANTES

A continuación enumeraré diferentes ideas que se recogen en la introducción de este estudio y que tienen que ver con la naturaleza específica de la población con Smith Magenis. Seguro que os resultan curiosas estas cuestiones:

  • El gen RAI1 regula la expresión de muchos otros genes implicados en el desarrollo neurológico.
  • El gen RAI1 comienza a “funcionar” en la etapa embrionaria, en concreto, en el noveno día.
  • El gen RAI1 continúa activo incluso en la etapa de la adolescencia y adulta, ya que interviene en numerosos fenómenos.
  • Como RAI1 interviene en tantos procesos y de él dependen cientos de genes, es difícil desarrollar una estrategia terapéutica que se dirija simultáneamente a las múltiples vías de acceso de RAI1.
  • La mayoría de ratones sin ninguna copia de RAI1 muere en la etapa embrionaria, lo que evidencia la importancia de este gen en el desarrollo.
  • Las consecuencias de la alteración de RAI1 en la etapa embrionaria (o sea, los síntomas asociados al Smith Magenis) son fruto del irreversible daño de las funciones neuronales.
  • PERO, el gen RAI1 continúa activo en el cerebro adulto, lo que sugiere que su función sigue siendo necesaria en esta etapa.
  • Por ello, es posible que si se restablece el daño de RAI1 en las primeras semanas de vida, se corrijan muchos problemas neuroconductuales y de interacción social.

revertir parte de los efectos de RAI1

¿CÓMO SE LLEVÓ A CABO ESTA INVESTIGACIÓN?

Los investigadores crearon un modelo genético de ratón heterocigótico portador del síndrome de Smith Magenis para llevar a cabo su estudio y para observar si, en efecto, podían revertirse parte de las consecuencias del daño de RAI1.

PRINCIPALES RESULTADOS Y CONCLUSIONES

Los investigadores observaron que cientos de genes se encontraban alterados debido a que la funcionalidad y la secuencia de RAI1 no era la correcta en su ratón con Smith Magenis. Por ello, contemplaron la posibilidad de restablecer la dosis de RAI1 en las primeras semanas de vida y observar después qué reacción provocaba ese cambio en los genes que dependen de RAI1.

revertir parte de los efectos de RAI1

¿Qué vieron?

1) Observaron, a grandes rasgos, que la reactivación de RAI1 normalizó estos genes regulados incorrectamente y que juegan un papel fundamental en la interacción social, en el sistema nervioso central y en el metabolismo.

2) Además, comprobaron que a los 4 meses de edad las vías relacionadas con el desarrollo neurológico se corrigieron mediante esta reactivación de RAI1 en las primeras semanas de vida.

3) Sin embargo, observaron que a los 4 meses, los genes implicados en los procesos metabólicos celulares estaban mal regulados, lo que sugiere que esta reactivación retardada de RAI1 no revirtió completamente la anomalía.

4) Se observó una correlación entre la reparación transcripcional de RAI1 en las primeras semanas y la desaparición por completo del déficit de interacción social de sus ratones.

5) Asimismo, observaron que la reversión de los niveles de RAI1 era efectiva cuando se hacía de forma temprana y no pasadas las 4 semanas. En concreto, no observaron resultados satisfactorios si la reversión de los niveles de RAI1 se hacía a las 7-8 semanas.

revertir parte de los efectos de RAI1

REVERTIR PARTE DE LOS EFECTOS DE RAI1 EN RECIÉN NACIDOS

¿Qué te ha parecido este estudio? Hay muchas cuestiones que no he tocado porque soy la primera que no termina de entender por completo la metodología empleada para llegar a estas conclusiones, como, por ejemplo, la forma en que revierten los niveles de RAI1 en el organismo.

Por otro lado, pese a que son muchos los hallazgos hechos, los autores hacen hincapié en la cantidad de preguntas aún sin resolver: ¿Cuáles son las funciones concretas del gen RAI1 en el sistema nerviosos maduro? ¿Es cierto que un restablecimiento de los niveles de RAI1 pasada la adolescencia ya no surtiría ningún efecto?

En fin, hasta aquí llega la publicación de esta semana. Espero que te haya enriquecido. Me gustaría saber cuál es tu opinión acerca de estas prácticas genéticas que persiguen modificar condiciones genéticas…


revertir parte de los efectos de RAI1

¡¡HASTA LA SEMANA QUE VIENE!!