Esta semana retomamos un tema que suscita muchísimo interés en el entorno del Smith Magenis, puesto que, los problemas de comportamiento, las rabietas y las conductas disruptivas son uno de los rasgos más destacados de este síndrome. Por ello, esta semana vamos a hablar de algunas estrategias para gestionar las malas conductas.

ESTRATEGIAS PARA EVITAR Y GESTIONAR LAS RABIETAS

Si eres nuevo en el blog y acabas de llegar, te habrás perdido otras publicaciones anteriores en las que hablo acerca de los problemas de conducta del Smith Magenis y en las que te doy algunas recomendaciones para poner en práctica en momentos de crisis. Las publicaciones más destacadas sobre estos temas son: UNA RABIETA, CINCO “SOLUCIONES” y 15 TÁCTICAS PARA CONTROLAR LAS CONDUCTAS DISRUPTIVAS.

Te invito a que las leas si aún no lo has hecho y a que compartas tu experiencia en los comentarios.

Hoy, de nuevo, vamos a hablar acerca de los trucos y estrategias para gestionar las malas conductas del Smith Magenis, tanto en el aula como en el hogar. Seguro que muchas de ellas ya las pones en práctica como buen experto en Smith Magenis que eres, jajaja.

estrategias para evitar y gestionar las rabietas

MÁS ESTRATEGIAS PARA EVITAR Y GESTIONAR LAS RABIETAS

Las estrategias que a continuación te propongo serán más o menos eficaces en función del grado de nerviosismo del Smith Magenis, en función de su edad, de dónde se encuentre y con quién y, sobre todo, en función de la causa de la crisis/rabieta/(auto)agresión.

A continuación vamos a hablar de estrategias para gestionar la conducta negativista y para sobrellevar una fuerte rabieta. Muchas de ellas ya las conocerás de los post anteriores (mencionados arriba), pero existen otras que puede que te funcionen…

ESTRATEGIAS PARA CORTAR A TIEMPO UNA RABIETA: PREVÉ

¿A qué me refiero con esto? Principalmente a que seamos previsores y nos adelantemos a las situaciones de crisis. Nosotros, como padres, hermanos, profesores, médicos, somos quienes mejor debemos conocer a nuestro Smith Magenis para prever y evitar ciertas situaciones negativas detonantes de una crisis nerviosa.

CONOCE A FONDO LAS PREFERENCIAS DEL SMITH MAGENIS

estrategias para evitar y gestionar las rabietas

El Smith Magenis es como es, tiene sus preferencias, sus manías y sus temas/lugares que le disgustan, los cuales ya deberíamos conocer,  por lo que no debe sorprendernos o enfadarnos el que presente una rabieta si alguno de esos temas peliagudos se han cruzado en su día o si pretendemos que esté receptivo en ciertos momentos del día.

Por ejemplo: 

“A mí alumno con Smith Magenis le disgusta hacer tareas a media mañana porque está muy somnoliento. Sé que él trabaja mejor a primera hora de la jornada, porque es cuando más fresco y más predispuesto está a colaborar en las tareas del aula.” (Maestra del aula de educación infantil).

Si esto es así, si la maestra conoce esta condición de su alumno con Smith Magenis, será capaz de comprender la irritabilidad que presenta dicho alumno a media mañana cuando, somnoliento, debe prestar atención en el aula y canalizar la agitación de su entorno (compañeros de su edad en el aula). Será tan “sencillo” como conocer esa condición para comprender su estado y evitar ciertas situaciones conflictivas.

estrategias para evitar y gestionar las rabietas

ESTATE ACTUALIZADO ACERCA DE SU DESCANSO Y RUTINAS

Lo mismo podría ocurrir si los papás de ese alumno comentan que lleva una temporada descansando mal y que se encuentra muy agitado. Esa situación especial hará que el alumno con Smith Magenis esté más susceptible y que su capacidad para colaborar en clase y para atender esté mermada. De nuevo, conocer ese dato será clave para prever y evitar ciertas situaciones de estrés.

Una vez más me quedo con la idea que comparto en la publicación titulada JORNADAS DE INCLUSIÓN EDUCATIVA: una de las claves en las situaciones complicadas es empatizar con el Smith Magenis y buscar el porqué, porque siempre hay una causa

ESTRATEGIAS PARA GESTIONAR LA RABIETA Y ATENUARLA

Ahora pasamos al momento en el que la rabieta ya se ha producido. Si no se ha podido evitar la explosión, debes tener bajo la manga ciertas estrategias para atenuar la rabieta de tu Smith Magenis.

En función del caso, puedes intentar calmar a tu Smith en el mismo lugar donde se encuentre. Sin embargo, suele ser recomendable salir de donde os encontréis y dirigiros a un lugar tranquilo, sin estímulos excitantes ni bullicio que pueda alterarlo más. Por lo tanto, una de las primeras recomendaciones ante una rabieta sería salir del lugar donde se haya producido la crisis.

¿QUÉ HACER SI LA RABIETA SE HA PRODUCIDO EN EL AULA?

estrategias para evitar y gestionar las rabietas

Por ejemplo, si la rabieta se ha producido…

En el aula: dirígete junto con el Smith Magenis hacia el patio, el aula de pensar o hacia cualquier estancia tranquila que sea de su agrado. En función de cuál haya sido la causa de su enfado, podrás dirigir las pautas para calmarlo en una u otra dirección. Si tú, como maestro, eres el motivo de esa crisis, debe ser otra persona quien se encargue de calmarlo. Si ha sido un compañero del aula, habrá sido buena idea salir de clase. De nuevo vuelvo a insistir en lo mismo: la causa de la rabieta será la clave para gestionar esa situación.

¿QUÉ HACER SI LA RABIETA SE HA PRODUCIDO EN UN RESTAURANTE?

En un restaurante: será buena idea que, en caso de que no puedas atenuar la crisis allí, tu Smith Magenis salga fuera. De nuevo, si eres tú el motivo de su enfado, no será buena idea que lo acompañes. Es preferible que quien te acompaña salga con él. Una vez fuera del escenario de tensión, debes intentar atenuar su rabieta utilizando diversas estrategias. De nuevo conoce la causa, hazle saber que conoces el porqué, empatiza con él (aunque en ese momento te cueste) y hazle saber que lo comprendes. Si esto no funciona, cambia radicalmente de tema. Pasea y busca distractores. La táctica del cambio de tema siempre es una buena alternativa. Pruébala.

¿QUÉ HACER SI LA RABIETA SE HA PRODUCIDO EN EL COCHE?

En el coche mientras tú conduces: Seguro que mucho de vosotros se ha encontrado en esta situación, ¿verdad? Aquí no es posible salir del vehículo y dirigirse a otro lado, sobre todo si estamos en mitad de una autovía, tenemos prisa o, simplemente, no podemos desviar nuestra ruta ni hacer un alto en el camino. ¿Cómo actuamos si nuestro Smith Magenis está teniendo una fuerte rabieta mientras conducimos? De nuevo, deberíamos saber cuál ha sido el motivo. En estos casos, los motivos suelen ser:

  • no hacer el recorrido habitual
  • desviarse por una calle menos familiar
  • encontrarse calles cortadas u obras que dificultan el camino
  • hacer una breve parada para recoger algo que nos pilla de camino
  • llegar tarde al destino
  • no tener en la lista de la radio la canción que quiere escuchar en ese instante
  • haber olvidado algo en casa
  • etc.
estrategias para evitar y gestionar las rabietas

¿Qué hacer? De nuevo dile que comprendes su cabreo e intenta explicarle la situación. No te pongas nervioso ni te contagies de su estado, al contrario. Habla pausadamente, haz como si esa situación fuera muy natural y continúa conversando con tu Smith Magenis como si nada estuviera ocurriendo.

Vale, ¿y si esto no es suficiente? ¿Y si mi Smith en lugar de calmarse se agrede, fruto de la frustración de ese instante? Puedes probar a encender la radio, subir el volumen y poner música. Ten siempre a mano las canciones que le gustan. Sorpréndele e intenta cambiar su foco de atención mostrándole una canción nueva. Rétale, pregúntale si conoce esa melodía, si sabe quién es el cantante. Dale tiempo a que poco a poco se calme. No esperes que se relaje inmediatamente, sobre todo si está muy nervioso.

estrategias para evitar y gestionar las rabietas

ESTRATEGIAS PARA EVITAR Y GESTIONAR LAS RABIETAS

Estas han sido algunas de las estrategias para evitar y gestionar las rabietas de los Smith Magenis. me gustaría que compartieras con todos cuáles son las tácticas de las que te vales para sobrellevar estas situaciones de tensión.

Por último, me gustaría hacer hincapié en que resulta fundamental que refuerces de forma positiva a tu Smith cuando este se haya calmado, cuando haya logrado relajarse. El estímulo positivo asociado a su estado de calma será beneficioso y muy útil para futuras situaciones de crisis.

¡¡Hasta la semana que viene!!